lunes, 11 de agosto de 2014

La noche es nuestra

Los bares con música alta no dan para mucha disertación filosófica. -Sócrates, en Atenas, una noche de marcha del año 445 AC

2 comentarios:

  1. Te equivocas... los bares con música alta son el preludio para una disertación filosófica, borrachuzo perdido, esperando en autobús en una marquesina que no es la tuya...

    ResponderEliminar
  2. Acabando, claro está, con que te echen de una casa que no es la tuya mientras llaman a la policía y tú le gritas "¡Mamá! ¿Por qué no me abres?" a un señor de Cuenca con bigote.
    Lo normal ;)

    ResponderEliminar

Cuéntanos, cuéntanos...